martes, 19 de agosto de 2014

Tiempo

El tiempo pasa y bueno, arrasa con todo a su paso.

No sé si alguien se interesará por este blog ya la verdad, no sé si lo llegaréis a leer en algún momento, o si pasaré una difusión para que lo veáis, el caso es que necesitaba desahogarme.

He estado de fiesta estos días, y la verdad es que me he acostado a las 10 de la mañana y no me podía dormir a la hora que normalmente me acuesto en vacaciones. El caso es que cuando no me duermo empiezo a pensar y por desgracia hoy mi cerebro a empezado a echar de menos.

Primero, empezó a echar de menos a Javier, no me suele pasar ya, pero a veces me pasa, en fin, nada más que decir al respecto.

Segundo, empecé a recordar a Allyson, que bueno tampoco voy a dar más razones de esto.

Y tercero, como hoy es el cumple de Jon, empecé a pensar cómo era hace un año la situación en el grupo y esas cosas.

Tengo varias cosas zanjadas en mi vida, y creo que en los dos echos de menos primeros las cosas están zanjadas, pero en el tercero no.

El grupo empezó hace más de un año y sin embargo ya no queda nada de él, se disolvió como la pólvora cuando se pierdo la primera chispa porque nadie quiso ayudar a que se reencendiera, más bien lo único que se hizo es echar agua.

No vengo a deciros que lo que hicisteis estuvo mal, porque ya todos supongo que sabéis mi posición a ese respecto, el caso es que nunca entenderé como pudisteis desquitaros de todo tan fácilmente.

A mi me dolió mucho todo lo que pasó.

Me hubiera gustado haber compartido este año con todos vosotros y no solo con algunos, porque de verdad ha marcado un antes y un después en mi vida.

Siento que no estuvierais ahí. Echo de menos a mis amigos del año pasado. Y aunque sé que no hay vuelta atrás y en el fondo este año está siendo perfecto tal y como está siento y que aunque volvierais ya nada sería igual, eso no va a quitar que esta noche os eche de menos.

Creo que siempre echaré de menos a la gente que en algún momento de mi vida me marcó hondo de una forma o de otra. Aunque no lo intente. Aunque sea feliz el resto de momentos, la mayoría de momentos. Siempre hay noches como está que los recuerdos no pueden ser retenidos.

No sé si esto zanjará algo porque creo que no he dicho nada en especial, pero quería que mi pasado se enterara de algo de mi presente. Por eso os digo que os quise, por mucho que seguro que os esteis riendo ahora de lo que acabo de soltar seguramente.

Creo que resumiendo quiero a mi pasado, y tiene su importancia claro está, pero también quiero a mi presente sin él, pero a veces me gustaría que se hubieran solapado.

El rescatador de pasados,
Pablo

domingo, 9 de febrero de 2014

Espero que leáis esto

Y así es como te decepcionan los que "eran" tus amigos. Vaya, otra más. No os preocupéis, ya dejasteis claro que no queríais saber nada de mí, estaré bien, como siempre. Solo os recomendaría cuidar un poco más vuestras amistades. Luego os apuñalan por la espalda y os iréis quejando en twitter, como hacéis siempre.




Con cariño, Laura

martes, 14 de enero de 2014

Querida familia

Hace mucho que no hablo con todos, hace demasiado que no hablo con ninguno en condiciones.

En diciembre os pude ver a unos pocos en mi visita relámpago a Madrid pero las ganas de veros a todos, de compartir un día/tarde con vosotros, son inimaginables.

Me cuesta bastante ya que por mi forma de ser prefiero sufrir en silencio que no preocupar al resto pero es que entre exámenes y problemas varios por casa soy que no soy persona.

Duele mucho, no lo niego, pero os aseguro que estoy haciendo lo imposible para volver pronto por la capital para veros, para ir a la BLC... Nos reuniremos todos, ya lo veréis y de ahí sacaremos una hermosa foto todos juntos llenos de alegría de poder juntarnos.

Sois como mi familia. Miento, sois mi segunda familia. Mi familia de Madrid, mi familia que no puedo ver más que de vez en cuando y a la que adoro un montón.

Siento mucho esta entrada un poco moña pero sólo os diré:
Cuidad mi corazón porque me lo dejé con vosotros.

sábado, 2 de noviembre de 2013

No importa la distancia

Nuestro grupo es un claro ejemplo de que no importa la distancia para tener amigos. Lo malo de la distancia es lo mucho que les echas de menos por no poder estar con ellos y hablar solamente por twitter y whatsapp.

De nuestras queridas Orgías conocí primero a Sandra, un amor de chica que decidió cartearse conmigo gracias a una iniciativa que rondaba por ahí de "Amigos por correspondencia". Luego empecé a hablar por twitter con Pablo pero nunca me acuerdo por qué fue... Menudo desastre.

Me acuerdo que la primera vez que los vi en persona fue en un viaje que hice a Madrid para Semana Santa en el que quedamos los tres por el centro y me presentaron a mi rubia y futura médico favorita, Ali. ¡Qué bien me lo pasé ese día! Además me pusieron "al día" en cuanto cotilleos y demás porque cada vez que hablaban de gente de la zona me sentía bastante perdida.

Por esas fechas más o menos surgieron las Orgías, pero la primera vez que vi al grupo al completo (mentira, faltaba el querido vasco que se negó a cogernos el teléfono ¬¬ ) fue en la BLC2013. No hay día en el que agradezca haber ido y haber conocido a todas esas personitas que ahora mismo son de lo más importante en mi vida.

Hoy estoy más sentimental que nunca por lo que no iré contando uno por uno lo mucho que os quiero y aprecio a todos, quedaría deshidratada. Simplemente conformaros con el sois lo mejor que me ha pasado en la vida y aunque me haya ido del grupo por cuestiones personales que no quería acabar pagando con vosotros que sepáis que no hago más que anhelar el día en el que nos juntemos por fin todos de nuevo y nos hagamos una foto no por nada en concreto, simplemente para poder veros todos los días porque eso de vivir en Zaragoza mientras vosotros estáis casi todos en Madrid no mola nada. Por lo menos dentro de nada nos veremos porque estas semanas se pasarán volando y por fin os podré dar un abrazo muy fuerte a todos y no soltaros jamás, que buena falta me hace.

Queridos míos, sois de lo mejor que ha pasado en mi vida. Gracias por soportarme y estar ahí. Vosotros sois mi otra familia, esa familia a la que no puedo casi ver y no hago más que contar las horas que quedan para ello.

Y es que, tal y como dice una canción de mis chicos de McFly...
Home is where the heart is, it's where we started, where we belong.
Y en este caso, tengo clarísimo que es con vosotros porque no siempre se encuentra gente tan maravillosa y cuando la encuentras es mejor no dejarla escapar ;)

domingo, 18 de agosto de 2013

Gracias por todo


Uno nunca sabe cómo van a ir las cosas. Siempre puede intuir que puede pasar esto o lo otro, pero pocas veces puede estar seguro de algo. Algo está claro, cuando el 18 de mayo de 2012 me dio por crear un blog literario y, un mes después, por crear una cuenta de twitter para promocionar dicho blog, nunca imaginé lo que vendría de aquella decisión. Muchas cosas han pasado desde entonces y he conocido a mucha gente. Gente que ha aparecido en el momento justo en el que tenían que aparecer. Porque todo era negro y, gracias a ellos, está empezando a clarear. No puedo recordar con seguridad a quién conocí primero, o cómo fue. Solo sé que se han ganado un lugar muy privilegiado en mi corazón y que, si me diera por escribir una lista con las razones para ser feliz, ellos la coronarían. Me vais a dejar que me ponga muy moñas con esta entrada que quizás salga un poco larga y tened en cuenta que el orden es totalmente aleatorio, porque todos sois inmensamente geniales.

Empezamos por Alicia. O Ali. O como sea. La adicta a los estudios y beatlemaníaca hasta la médula. La que te comenta capítulos de series que quizás ni veas como si estuvieras viendo el capítulo tú también. Y la chica que, según tengo entendido, pretende violarme en cuanto llegue a Madrid. A ella la conocí gracias a los trozos de Okazaki, proceso de replicación del ADN bacteriano. Extraño, ¿verdad? La primera vez que hablamos fue gracias a una foto de mis apuntes que puse en twitter, y desde entonces pocos días hay en los que no hablemos. No es consciente de la de días que ha conseguido alegrarme y de lo mucho que la aprecio, aunque le guste darme envidia con todo lo que consigue, merecidamente, por supuesto. Poco más tengo que decir de la Amy Pond del grupo (la chica que esperó, ya que siempre llega pronto a todos los sitios), aparte de agradecerle lo mucho que me ayuda y lo buena persona que demuestra ser todos los días. Gracias por todo, Alicia.

Aunque ella seguramente no lo recuerde, con Clary hablé por primera vez mucho antes de hacerme el blog, cuando la cuenta de twitter de LJDH me retwitteó un tweet de la primera cuenta que tuve. En aquel entonces hablamos de vez en cuando, pero enseguida perdimos el contacto hasta que hace poco la vi aparecer por mi TL. Me acordé de aquellas escasas conversaciones que habíamos tenido anteriormente y no dudé ni un segundo en seguirla. Y menos mal que lo hice, porque es una chica que emana un buen rollo brutal y que es capaz de alegrarte la tarde con pocas palabras. La adoro mucho aunque no hablemos mucho. Gracias por todo, Clary.

Zaragoza nunca me había parecido una ciudad interesante hasta que la conocí a ella. Aby, administradora de uno de los blogs que más me gustan de toda la blogosfera, una chica tan especial que no se da cuenta de ello muchas veces. Hace poco casi me hace llorar con un puñado de tweets que me escribió, y es que que alguien con quien tampoco tienes mucha relación te diga cosas como las que me puso ella es de agradecer, y mucho. Adorable y luchadora, me agrada mucho pensar que, si no es este año, el siguiente podré verla a ella también paseando por Madrid. Gracias por todo, Aby.

Mi alter ego la odia a más no poder, pero a mí se me hace imposible odiar a alguien tan cuqui y con un pelo tan genial como el de Laura. Una de las primeras blogueras que conocí en una noche de verano del año pasado, una noche genial en la que ambos pasamos a pertenecer a Lou y pasaron más cosas que no pueden ser contadas jejejejeje. Aunque esté ausente muchas veces, es una chica amable y muy agradable, y genial para fangirlear sobre OUAT. Creo que ella tampoco es consciente de lo mucho que ha hecho por mí y de lo mucho que se lo agradezco. Además, gracias a ella conocí a Sergio, de quien hablaré más adelante, y eso también se lo agradezco mucho. Qué voy a decir, nuestra Mérida es genial. Gracias por todo, Sky Lion.

De este chico voy a hablar como un padre que habla orgulloso sobre su hijo. Mario, mi primer (y único) ahijado, el chico que me "acosó" a preguntas sobre blogger por MD y al que tuve la grandísima suerte de ayudar un poquito en la blogosfera. Todo hay que decirlo, comparando mi trayectoria bloguera con la suya, cualquiera diría que el padrino fue él, y no yo. Lo que me he podido llegar a reír con él no tiene nombre, y todos sabemos la capacidad curativa que tiene la risa. Un amigo genial que también me ha ayudado muchísimo y por el que no dudaría ni un segundo en hacer un viajecito a... ¿Almería? Gracias por todo, Mario.

La chica que madruga para sacar al perro a pasear y presentadora de "Cazadores de mosquitos", Nad. Otra a la que adoro. Simpática y amable como ella sola, gran shippeadora y mejor persona. Ella también me ha ayudado mucho aunque no lo sepa, y estoy muy contento de haberla conocido. Por las tardes que nos esperan en la librería gratis... Gracias por todo, Nad.

El oso bailongo de twitter, persona con un buen sentido del humor donde las haya, Pablo el magnífico. De él me encanta cómo se comporta y se adecúa a cada situación. Gracioso y sensible a partes iguales, una persona a la que conozco poquito pero espero conocer mejor en un futuro no muy lejano. Gracias por todo, Pablo.

Ay, mi Rebonika. Ay. Lo que quiero yo a esta muchacha no lo sabe nadie. Graciosa, amable, simpática y buena persona a partes iguales. Alguien que sabes que siempre va a estar ahí para ayudarte y para hacerte reír, de esas personas a las que sabes que nunca podrás devolverle todo lo que ha hecho por ti porque es demasiado. Desde que la conocí supe que era una persona especial, y no me equivoqué, una de las mejores amigas que he tenido en la vida (aunque no hay muchas antecesoras, para quitarle un poco el mérito :P) y que sé que tendré para toda la vida. No hay palabras suficientes para ella. Gracias por todo, Raquel.

A Ruth no la conozco mucho y tampoco hemos hablado mucho, pero se nota que es una chica alegre a la que le gusta ayudar a los demás, y eso la hace grande. Además, lee a Cotrina, y poder fangirlear sobre este escritor con ella es de lo mejor. Gracias por todo, Ruth.

La chica del llavero. Sammy. Ella sí que es alegría pura. Da igual lo mal que lo esté pasando, que siempre te ayudará y te intentará animar si te ve triste. Ella también me ha ayudado mucho en tardes y noches tristes y hablar con alguien que desprende tanta dulzura como ella siempre será un placer. Una maravilla de persona, vaya. Gracias por todo, Sammy.

El huevo con fondo de color azul. Nunca antes el dicho "la curiosidad mató al gato" había estado tan equivocado. A Sergio, para ser sincero, le empecé a seguir para cotillear, porque era el novio de Laura y mi vida era tan aburrida que me metía un poco en la de los demás. Así que ahora aprovecho para pedir disculpas por esa intromisión, pero también admito que no me arrepiento para nada, porque gracias a ese arrebato de marujería he podido conocer a un chico muy especial. Con un gran sentido del humor, pero también con un gran corazón. Es una grandísima persona que tampoco duda un segundo en ayudarte y animarte. Pocos son los chicos que muestran sus sentimientos como él lo hace, lo cual lo hace más genial todavía. Todo un honor haber sido el segundo bloguero que conoció (la primera fue Laura, obviamente). Gracias por todo, Sergio.

Mi companion. La mitad de Jandra. Mi yo con vagina. Sandra. ¿Qué puedo decir de Sandra? Una de las mejores personas que he conocido en mi vida. Ya lo dijo ella en su entrada, no es muy usual encontrar a alguien que se parezca tanto a ti, por eso es tan especial. Uno de los mayores apoyos que tengo. Hablar con ella, sea de lo que sea, es genial. Y al ser tan parecidos y haber tenido vivencias tan parecidas, por lo que parece, es lo que más me une a ella y lo que nos ayuda a entendernos el uno al otro y a ayudarnos mutuamente. Me da igual que diga que no, que es una mala amiga y que no es genial porque nadie está de acuerdo con ella en eso, y espero que le quede bien claro. Es una de las mejores amigas que espero esté ahí durante mucho tiempo. Una estrella que brilla con luz propia. Gracias por todo, Sandra.

Y por último, Pablo. Plabo. El dueño y señor de las orgías. Al pobre le he tenido que dejar el último, porque de él sí que no sé qué decir. No recuerdo muy bien cómo empezamos a hablar por twitter, pero sí recuerdo aquel DM que me mandó para proponerme que me uniera a las orgías. La primera conversación que tuvimos por WA, en la que me dijo que estaba estudiando matemáticas, y todo lo que vino después. Pocas veces antes, por no decir ninguna, había confiado tanto y tan rápido en una persona, y menos en un chico. Él me ha ayudado muchísimo, muchísimo en todo. Y yo he intentado corresponderle, con nefastos resultados en general, porque soy muy torpón en muchos temas. Pero le admiro mucho, por todo lo que ha hecho, porque es una persona valiente que se acepta así mismo tal y como es, y si algún día me llego a parecer minimamente a él, me daré por satisfecho. Porque adoro hablar con él sobre guarradas, y adoro hablar con él sobre libros, y adoro hablar con él sobre lo que sea. Gracias por todo, Pablo.

Y ahora llega el turno de las disculpas. Perdón por daros siempre tanto la tabarra. Perdón por esas quejas continuas, que sé que llegan a cansar un poco. Y perdón por esta entrada que no os hace ninguna justicia. Porque sois lo mejor que hay y que habrá nunca. Porque por fin tengo amigos de verdad. Porque os quiero y sois lo mejor que me ha pasado nunca, que habéis dejado mi vida patasarriba, y no sabéis todo lo que habéis conseguido en mi. Gracias por todo, chicos.

viernes, 16 de agosto de 2013

El recién llegado.


Buenas tardes, me llamo Pablo, mejor conocido por ser el oso tuitero que baila, y soy el recién llegado al mundo blogger.
Mi historia es algo extraña, pero yo nunca he sido el chico normal que solía querer ser.

Conozco a Sandra de toda la vida, de hecho siempre hemos ido al mismo curso. Tenemos aficiones comunes, pero por alguna extraña razón nunca llegamos a hablar en plan amigos hasta más o menos cuarto de la ESO. Pero entré en el Bachillerato de Excelencia y dejamos de hablar, hasta que este año, más o menos en marzo, tuve que volver a mi antiguo colegio porque no me veía capaz de terminar el curso en el otro. Y empecé a hablar con ella, porque fue una de las pocas personas que me acogió en su grupo, cosa que no sé cómo agradecer porque fue demasiado importante para mí. Y a partir de ahí todo empezó.

Comencé a hablar con Pablo por Twitter. Da igual quién empezara, la cosa es que empezó, y fue cuando me di cuenta de que mi vida comenzaba a cambiar. Redescubrí lo fuertes que pueden llegar a ser las relaciones entre personas que en realidad no se conocen y nunca se han visto la cara.

Después llegó la BLC. Una semana antes de ir ni siquiera sabía lo que era, y cuando llegué allí me sentí abrumado: todos corriendo de un lado para otro, sin orden ni concierto, saludando a todo el mundo… Yo apenas conocía a nadie, así que lo mejor que pude hacer fue quedarme quieto. Y reventó. Era mi primera BLC, apenas conocía a nadie cuando llegué pero cuando salí me di cuenta de la cantidad de gente maravillosa que me pude encontrar aquel día: Alicia, Laura, Sergio, Pablo (por fin le vi la cara), Clara, Víctor, Ruth, Aby…

A partir de entonces comenzaron las quedadas. La post-selectividad, las random en Plaza de España, las de la fnac, la de cuando Aby vino a Madrid, la del cumpleaños de Ali… Todas y cada una fueron geniales y han alegrado mi vida de una manera que no imaginan. Y me han transformado. Ya no soy el chico solitario que paseaba Madrid por las tardes para salir de casa. Ahora todo me trae recuerdos positivos aunque algunos involucren lágrimas.

Y el grupo de Whatsapp. El grupo es una de las mejores cosas que me ha pasado en esta vida. Me ha entretenido noches que estaba aburrido y sin sueño, me ha alegrado tardes que eran todo lágrimas y me ha sacado sonrisas en el momento en el que todo era negro. Le debo demasiado a ese grupo y creo que nunca podré devolver lo que me han hecho

Me encantaría dedicar un párrafo a cada persona, pero si digo la verdad, mis palabras no harían justicia a lo geniales que sois y no he encontrado palabras suficientes para expresar lo que siento.

Gracias por haber trastocado mi vida. De verdad, gracias. Y juro no abandonaros nunca.